Hace un año leíamos que el consumo de cerveza en Catalunya había sido de 279 millones de litros. El 1’08% de ellos, fueron de birra artesana.

Aunque nos pueda parecer poco, superar el 1% en un país de tradición vinícola que ha dejado durante años la cerveza en una posición relegada a la de las lager industriales, puede ser considerado un éxito. Más sabiendo que la revolución acaba de estallar y cada vez son más lxs productorxs y consumidorxs finales que apuestan por la cerveza artesana y de calidad.

En esta batalla de David contra Goliath, decidimos apostar por un modelo cervecero que devuelva la reputación que merece la cerveza bien hecha.  De esta manera, conseguimos acercar al público a la cerveza “de verdad”, ayudándolos en el camino que deja atrás aquellas cervezas insulsas, pensadas más como un refresco que como un lubricante social entorno al cual forjar una identidad propia y rescatar estilos que, de no ser por el craft, hubieran quedado en el olvido. Es nuestra particular manera de hacer entender al consumidor final todo el trabajo artesano que hay detrás de una birra craft, y ya no solo la labor de los brewers, si no que todos los ingredientes utilizados en el proceso son de primera calidad. Lxs cervecerxs artesanxs no abogamos por lúpulos o maltas de segunda categoría. Queremos los ingredientes más frescos para que la experiencia sea inigualable, y por ello, llegar al entendimiento de porqué la cerveza artesana es más cara que la industrial.

Lo fácil sería abaratar en costos o vender una parte de nuestro accionariado a macro cerveceras, pero esto es algo que jamás contemplamos ni contemplaremos, puesto que amamos la birra sobre todas las cosas y nuestro objetivo es que cada vez sean más lxs consumidores de cerveza con todas sus letras.

REFU Proyecto Alternativo trabaja diariamente para promover la cultura cervecera y que la birra de calidad llegue a cuantos más paladares mejor. Nuestra filosofía es por y para la cerveza artesana, pero bajo la mira del ecologismo, el comercio justo y la ética, tanto en la elaboración como en la distribución y experiencia final de lxs consumidorxs.

Estamos muy orgullosxs de pertenecer a este 1% que cada vez crece más. Afortunadamente, el número de personas interesadas aumenta exponencialmente cada año y esto pone en jaque a las cerveceras industriales, que poco a poco se ven obligadas a emular a las fábricas artesanales elaborando estilos nuevos e intentando vender una calidad que difícilmente llega a parecerse a la de las cerveceras pequeñas. Y es que, por mucha maquinaria y capital que puedan tener las fábricas industriales, esta es una revolución que viene desde abajo y ha sido impulsada por la pasión y el amor a la cerveza. Aquellxs que antes malfiaban de la birra artesana, creyendo que los “cervecerxs de garaje” íbamos a intoxicar al público, ahora se echan las manos a la cabeza y mueven los hilos que puedan para que no se les “coman la tostada”

Por suerte, estos años de crecimiento han servido para que el público conozca qué es y qué no es un producto de calidad, provocando que el sector craft continúe su expansión y así todxs podamos seguir disfrutando de lo que más nos gusta: cerveza artesana y de calidad. Cheers!

¿Tienes más de 18 años?

Al hacer clic en Entrar, certifico que tengo más de 18 y cumpliré con la declaración anterior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies