De todos los ingredientes utilizados para la elaboración de cerveza, el lúpulo quizás sea el más delicado, tanto a la hora de usarlo como de almacenarlo.

Un ingrediente con una función tan importante como la de dar aroma y amargor a una cerveza, debe de conservarse en condiciones óptimas.

Como en otros aspectos, el oxígeno es uno de los mayores enemigos para mantener al 100% las cualidades de los lúpulos, sumado al paso del tiempo, la luz y las altas temperaturas, que pueden desde reducir drásticamente la intensidad de las flores o pellets, a producir sabores no deseados en la birra.

Cuando el oxígeno entra en contacto con el lúpulo, sus componentes esenciales comienzan a oxidarse y es aquí donde aparecen esos aromas y sabores de los que hablamos.

Habitualmente, las bolsas de lúpulo se saturan con nitrógeno para aumentar la vida útil del ingrediente, que deberá conservarse refrigerado o a temperaturas muy bajas. Si lo refrigeramos, un paquete sin abrir puede durar de 2 a 4 años, 5 si lo congelamos. Cabe decir que hablamos de pellets, puesto que el lúpulo en flor es menos estable y puede alterarse entre 6 y 12 meses.

En el caso de que un paquete de lúpulo quede abierto, se deberá envasar herméticamente (al vacío es la mejor opción) y a ser posible congelarlo o mantenerlo en neveras almacenado en recipientes impermeables, y preferiblemente de vidrio.

Como comentamos antes, la luz no es buena compañera del lúpulo, y es que cuando la planta se ve expuesta, libera azufre. Esto hace que produzca olores indeseados que terminarán por echar la birra a perder. De ahí que el cristal de las botellas beneficia a la birra contra más opaco sea para evitar que el líquido se vea afectado por la luz. Por ello (y por otros factores) hoy en día muchas cerveceras artesanas enlatan sus birras, puesto que es una opción más sostenible y mantiene el líquido en un recipiente totalmente opaco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

¿Tienes más de 18 años?

Al hacer clic en Entrar, certifico que tengo más de 18 y cumpliré con la declaración anterior.