Mucho se lleva hablando de la “guerra” existente entre la cerveza artesana versus la cerveza industrial. Lo que hace unos años parecía un movimiento de unxs pocxs locos amantes de la buena birra, que han luchado y siguen haciéndolo por el respeto y el amor a esta bebida, se ha convertido en un movimiento enorme que no para de crecer y ha puesto en jaque a los grandes grupos cerveceros que ven cómo muchxs de sus consumidores se alejan del refresco de cebada para descubrir la cerveza artesana.

Un ejemplo claro lo podemos ver en distintas macrocerveceras estatales, las cuales si antes miraban con condescendencia y sorna a aquellas microcervecerías que empezaban, creyendo en todo momento que sería una moda pasajera, hoy en día se esfuerzan por intentar poner sus manos en el mercado de la cerveza artesana. Las que antiguamente se ahorraban cualquier tipo de explicación a la hora de vender sus lager, con poco más que breves descripciones insulsas, hoy empiezan a cambiar su imagen, hablar de lúpulos y maltas e incluso atreverse con estilos que de no haber sido por la Cultura de la Cerveza Artesana, no hubieran movido un dedo por descrubrirlos al consumidor.

El ejemplo claro de cómo la cerveza artesana se ha ganado su papel en el mercado, podemos verlo en Estados Unidos. Con una tradición cervecera más amplia que en nuestro país, en USA nos llevan algunas décadas de diferencia, y es que fueron los primeros en rescatar antiguas fábricas locales y comenzar a elaborar cerveza de calidad, sin olvidarnos de países como Inglaterra y su CAMRA (campaña por recuperar las “Real Ales” y los casks), u otros como Bélgica.

Pero, ¿qué hace distintas a las birras artesanas de las industriales? (además del capital e instalaciones que poseen las macros). Si buscamos la respuesta fácil: la calidad, además de grandes diferencias como la pasteurización y microfiltración. Cuando realmente elaboras cerveza por el amor que sientes hacia ella, los distintos sabores, estilos y sensaciones que aporta una cerveza artesana, es porque realmente respetas y valoras esta bebida.

Nos gusta elaborar cerveza para el pueblo, para aquellxs que como nosotrxs, disfrutan de algo más que un brebaje elaborado con ingredientes de pésima calidad que acostumbra a beberse helado para que ni notemos los sabores de la misma.

Las micros luchamos día tras día en esta batalla de David vs Goliath, en la que con ilusión y sobre todo, trabajo muy duro, plantamos cara por hacer que la cerveza artesana tenga el respeto que se merece y así un mayor número de personas conozcan las bondades, sabores y sensaciones que aporta una cerveza bien hecha.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

¿Tienes más de 18 años?

Al hacer clic en Entrar, certifico que tengo más de 18 y cumpliré con la declaración anterior.