Gracias a la divulgación de la Cultura Cervecera, hoy en día la cerveza comienza a dejar de ser considerada como un refresco de malta, algo que las macro birrerías han establecido a lo largo de los años, para ser recibida con el respeto que merece a través de diferentes estilos (antiguos y nuevos) que pone de manifiesto el movimiento de la cerveza artesana.

Hoy hablamos de aquellas cervezas que no están pensadas precisamente para calmar la sed rápidamente en un día caluroso. Queremos hablar de las cervezas de invierno, cervezas de trago largo con porcentajes alcohólicos altos para combatir el frío, mientras ayuda a nuestro cuerpo a hacer más llevadero el invierno.

A lo largo de la historia, países con tradición cervecera como USA, Bélgica o Reino Unido han elaborado cervezas que mariden con la estación más fría del año. Es el caso de las Biére d’Hiver o las Winter Warmer británicas que comentábamos. Este estilo de cerveza destaca por tener un grado de alcohol más elevado que al que estamos acostumbrados normalmente, cumpliendo así su función de “cerveza calentadora”. Además de presentar un contenido alcohólico superior, estas cervezas acostumbran a brindar al/la consumidor/a una serie de matices, aromas y sabores especiales que no se repiten durante el resto del año y traen reminiscencias invernales. Un claro ejemplo de ello son las Cervezas de Navidad, a las cuales se les acostumbra a añadir especias que mariden con los dulces típicos de esas fechas, y sean un excelente broche final a una comida copiosa.

Existen numerosos estilos apropiados para cuando bajan las temperaturas, desde stouts a barley wines, desde eisbocks a quádruples belgas, todas comparten una amalgama de matices complejos y que invitan al consumo relajado en torno a una buena conversación con lxs colegas.

El invierno en la Val d’Aran es una época en que el frío y la nieve están a la orden del día (¡y nos encanta!), y es por ello que ya desde nuestros inicios en REFU Fábrica, hemos elaborado algunas recetas perfectas para sobrellevar el frío. Una de ellas es, como no, nuestra Palisandro: brown ale de 7% ABV que lleva más de seis años acompañando a lxs refugianxs y es uno de nuestros buques insignia.

Una reciente incorporación es la Columbia, una Imperial Stout de 8 grados elaborada con café de Colombia, elaborada una vez al año y cada año tendrá un adjunto distinto, y que ofrece un cuerpo sedoso con aromas a cacao y un final amargo y duradero.

Pero sin duda alguna, nuestro lubricante social ideal para ver nevar tras la ventana de alguna de nuestras birrerías es la Wee Heavy, una scotch ale de 10% ABV y carbonatación media que brinda aromas ahumados y a caramelo con un equilibrio hacia el dulce. ¡Una birra para disfrutar de la buena compañía durante los meses de invierno!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies